10 TIPS PARA DISFRUTAR TU VUELO

Tips para disfrutar tu vuelo
Tips para disfrutar tu vuelo

Para nosotros ¨Grasshoppers¨viajar es una pasión. Es por esto que cada etapa de nuestro viaje debe ser placentera, aun cuando tengas que estar encerrado en un avión por más de 8 horas…por esto tenemos unos tips para ti:

1. Intenta reservar buen asiento:

Una de las claves para disfrutar de un plácido vuelo es planear y elegir un buen asiento con antelación. Algunas aerolíneas te permiten seleccionar dónde te quieres sentar a la hora de hacer la reserva y otras lo hacen en el momento de el check-in uno o dos días antes de la salida del vuelo.

El puesto ideal depende de lo que vayas buscando y tus preferencias. Así, si quieres más sitio para las piernas tendrás que optar por las salidas de emergencia o los asientos de pasillo; si necesitas tranquilidad no elijas los que están cerca del personal de vuelo o de los baños…

Para vuelos de más de 8 horas nosotros recomendamos coger pasillo ya que en estos vuelos es importante moverte (hablaremos de esto más adelante)

2. Vístete adecuadamente:

Es importante que consideres bien que ropa y zapatos vestir el día de tu vuelo de larga duración. Trata de ponerte prendas holgadas y cómodas y deja las joyas para otro momento, también es importante que selecciones un calzado adecuado que puedas poner y quitar fácilmente y que no te apriete, ya que nuestros pies suelen hincharse en los vuelos de muchas horas de duración. Además recuerda que en los aviones suele hacer bastante frío, así que lleva algunas prendas cómodas con qué abrigarte. Para vuelos de más de 8 horas sugerimos llevar una camiseta cómoda que uses durante el vuelo y al llegar lucirás tu ropa como nueva y oliendo rico.

3. Lleva lo necesario:

Si quieres tener un vuelo cinco estrellas anota todo lo que necesitarás para estar cómodo. No está de más llevar tu propia almohada, antifaz y ropa extra que te hagan sentir como en casa y te ayuden a conciliar el sueño. Además depronto un libro o algo que te permita entretenerte. También es importante llevar algunos artículos de higiene básicos como el cepillo y crema de dientes en tamaño adecuado para equipaje de mano.

4. No lleves demasiado

Si quieres estar más relajado tanto antes de embarcar como cuando entres al avión, no cargues con demasiadas cosas en el equipaje de mano. Una maleta de cabina pesada te entorpecerá al moverte por la zona de embarque y cuando tengas que colocarla en los lugares diseñados para ello en el avión. No te olvides de hacer una pequeña bolsa aparte en la que lleves lo indispensable para pasar más cómodo el vuelo (tapones, antifaz, ropa abrigada, cepillo de dientes, etc.) y tenerlo a mano en lugar de tener que levantarte a recogerlo de la parte superior.

5. Elige qué vas a comer

Es común que haya varios platos para elegir cuando aparezca el carrito de comidas pero si tienes alguna alergia o intolerancia, sigues una dieta especial o necesitas algo concreto debes hacerlo saber a la aerolínea en tu reserva o cuando haces tu check-in. Además, recuerda revisarlo 24 horas antes de que despegue el avión para ver que está todo en orden y no quedarte con hambre.

Hay algunas compañías aéreas que también ofrecen algunos snacks y bebidas como zumos o refrescos entre las comidas establecidas en el vuelo pero es recomendable que traigas también algunas galletas o frutos secos para matar el apetito que puede surgir en un trayecto tan largo.

6. No te quedes quieto

Es muy importante que no te quedes todo el tiempo sentado si vuelas más de cuatro horas, ya que si lo haces existe riesgo de desarrollar trombosis venosa profunda (TVP). Por lo tanto, es conveniente que camines cada una o dos horas por los pasillos del avión, estires un poco las piernas y la espalda, hagas ejercicios de elevación de los dedos de los pies y que no hagas abuso de pastillas o sustancias para dormir que no hayas usado con antelación y de las que desconozcas sus efectos secundarios.

7. Hidrátate mucho

Una de las claves para salvarse del futuro jet lag y disfrutar de un vuelo agradable es mantenerse sano a partir de la hidratación. Las cabinas de avión suelen ser lugares muy secos y las probabilidades de deshidratarse son muy elevadas. Por ello, lo mejor es que bebas mucha agua de forma lenta y regular, apliques cremas hidratantes a tu piel, evites el té, el café y el alcohol y lleves algunas gotas para los ojos si tienes tendencia a este tipo de sequedad.

8. Toca relajarte

Aprovecha tu vuelo para descansar y así llegar con la mejor energía a tu nuevo destino. Aprovecha que estas sin cobertura, sin agobios, nada de qué preocuparte, deja a un lado las prisas y no te estreses ni a la hora de embarcar ni a la llegada, vivir un vuelo tranquilo desde el comienzo te permitirá disfrutarlo mejor y llegar tranquilo a tu destino.

9. Haz nuevos amigos

 Los vuelos son momentos ideales para conocer a gente interesante. Cada persona montada en un avión tiene su propia historia detrás y es probable que los una la afición por viajar, así que aprovecha la oportunidad y mata el tiempo conversando. Una persona curiosa, un nuevo amigo, ¿quién sabe si encontrarás a tu media naranja en las alturas? Inicia conversación con quien se sienta en el asiento de al lado y te sentirás mucho más cómodo en un viaje tan largo.

10. No te aburras

Estar confinado en unos metros cuadrados o no tener internet no tienen por qué ser un problema, ¡disfruta de tu tiempo libre! Muchos de los aviones de las compañías aéreas que realizan vuelos largos cuentan con entretenimiento a bordo gracias a pantallas individuales frente a tu asiento en las que puedes elegir entre películas, series, juegos o música. Además, sería interesante que llevaras algo para que las horas pasen de forma divertida como un libro, un reproductor de música o dispositivo electrónico bien cargado para ver una película en el caso de que tu vuelo no cuente con dichas pantallas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *