Canadá – Un nuevo líder en educación

Por: Sebastian Barrientos

Analizando nuestra educación en Colombia vs Canadá, y las intensiones que tenemos hoy en día de revolucionar nuestro país.

Quiero aprovechar hoy para explicarles mas sobre esto. No se si saben que Canada se ha convertido en un modelo a seguir en educación escolar y Universitaria a nivel mundial en los últimos años, es uno de los pocos países que aparecen entre los 10 primeros en matemáticas, ciencias y lectura. En las pruebas PISA, dirigidas por la (OCDE), muestran a los adolescentes de Canadá entre los mejor educados del mundo.

Todo esto como lo calificó la BBC, Canadá tiene “un sistema notablemente consistente. Hay muy poca variación entre estudiantes ricos y pobres, hay muy poca variación en los resultados [PISA] entre las escuelas, en comparación con el promedio de los países desarrollados.

Si analizamos las tres áreas temáticas de la OCDE (se observa que Canadá obtiene un promedio mucho mayor al de los otros Miembros) y los retos de equidad que Colombia quiere enfrentar (se puede ver que Canadá es uno de los países que obtiene los mejores resultados en equidad, ya sea de género, entorno social u oportunidades y desempeño de estudiantes inmigrantes).

Quizá lo más sorprendente de Canadá es que, como afirma la BBC, “si las provincias canadienses dieran las pruebas Pisa como países separados, tres de ellas, Alberta, Columbia Británica y Quebec, estarían entre los cinco primeros lugares de ciencias en el mundo, junto a Singapur y Japón y por encima de Finlandia y Hong Kong”.

Y es que según el informe de la OCDE Los chicos y chicas canadienses, por ejemplo, son los que tienen más probabilidades de tener un trabajo a tiempo parcial entre los países desarrollados: el 35 % de ellos trabajan además de estudiar. El promedio de la OCDE es sólo del 23%. Además, el 74% de los adolescentes canadienses realizan algún deporte fuera de la escuela; nuevamente, muy por encima de los promedios internacionales. Esto habla de un compromiso por mejorar y desarrollarse como personas y manejar vidas balanceadas desde el colegio. Si comparamos el promedio entre Colombia y Canada, estos fueron los últimos resultados por pais.

Ahora, si miramos la educación superior continuamos con la misma tendencia. Según el estudio La expectativa para completar un título universitario es también uno de los más altos del mundo, llegando al 63%. Tomados en conjunto, estos resultados sugieren una generación de adolescentes canadienses, notablemente madura y enfocada. Medidos en comparación de sus pares  internacionales, ellos se muestran como arduos trabajadores, académicamente ambiciosos y con una vida balanceada, dispuestos a liderar este país con confianza en el futuro.

Solo para poner un ejemplo, nuestra educación superior hoy en día se está preocupando por como conseguir plata, pero no ¿cuánto verdaderamente sirven los programas que tenemos? que tan actualizado está nuestro sistema de Carreras o Tecnologías vs el mundo? Solo para compararlos, en Canadá el sistema académico se reúne semestralmente con la industria para analizar los programas que están ofreciendo, qué tan actualizados están sus pensum y sus programas en general.

En Colombia, este gobierno quiere profundizar en la necesidad de hacer una revolución educativa que comprometa a toda nuestra sociedad y, explorado las principales ideas sobre la educación del futuro en el mundo, hemos concluido y repetido varias veces, que el ministerio más importante para el futuro de Colombia tiene que ser el de Colombia. Pues es el único que, si fracasa,  puede causar un daño estructural y de largo plazo, y si es exitoso, puede promover la formación de buenos trabajadores y ciudadanos. Si no superamos las trampas ideológicas que nos mantienen con la manos atadas para dar el gran salto educativo, si no se promueve una gesta nacional de superación acelerada y estratégica, que no deje de incorporar las mejores prácticas del mundo moderno, ni de sumar el aporte educativo innovador del sector privado, será muy difícil lograr resultados aceptables y poder sacar nuestro país de las discusiones inertes y populistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *