LA IMPORTANCIA DE DOMINAR UNA SEGUNDA LENGUA

Por: Sebastian Barrientos

El inglés actualmente no es una opción si no una obligación, si un estudiante de colegio, universidad o incluso un profesional puede comunicarse y comprender una segunda lengua esto es ganancia, el dominio del inglés le permite mayor efectividad en la carrera, estar mejor preparado para enfrentar una economía global, ser innovador, adaptarse fácilmente a los cambios y a las necesidades de su entorno, movilidad y flexibilidad en el mercado laboral, puede plantear y desarrollar cualquier iniciativa de negocio. En cambio, aquel que no lo posee puede experimentar serias dificultades y limitar sus oportunidades.

10185 Embassy Spanish 2011_FINAL _PRINT_HR

En Colombia solo 450 mil personas (1%) tienen nivel de inglés intermedio, mientras que 35 mil lo tienen avanzado (menos del 0,08 %), estas son cifras que nos llevan a tomar medidas y apostarle más al aprendizaje del idioma inglés y que mejor opción que comenzar por usted.

Por lo anterior y teniendo en cuenta que el mundo globalizado se enfrenta al reto del bilingüismo debido al mundo trasformador en el que vivimos hoy, es importante conocer otras alternativas diferentes como metodología de aprendizaje como lo son los intercambios culturales.

¿Qué es un intercambio y que beneficios trae?

Es la movilidad de individuos entre dos instituciones de diferentes países para complementar su formación académica. Los intercambios además de ser una experiencia académica que agrega valor a la hoja de vida, ofrecen la oportunidad de conocer un país a partir de sus raíces, su cultura e idiosincrasia y no desde una perspectiva turística, además de mejorar el proceso de asimilación de la lengua del lugar destino.

Estar inmerso en otra atmosfera y con otras personas ayuda a que genere mayor tolerancia hacia la diferencia, a que se respeten las creencias y culturas y se adopten diferentes modos de ver la realidad. De igual forma, los estudiantes aprenden a valorar a su familia, a sus amigos y a todo lo que tienen en su ciudad, desarrollan una mirada más crítica, habilidades internacionales y sensibilidad frente a los problemas mundiales. Da también la oportunidad de conocer métodos de trabajo diferentes, favoreciendo la innovación en el puesto de trabajo, la flexibilidad y una mayor adaptabilidad de cara al futuro y permite al estudiante aprender a desenvolverse en ambientes nuevos y desconocidos, mejorando la confianza en uno mismo.

 

Indiscutiblemente lo que para muchos se trata solo de una salida a otro país, en realidad ofrece muchos beneficios. Intercambios, salidas pedagógicas, visitas a museos y parques, así como actividades al aire libre, no solo divierten si no que educan.

En conclusión, el manejo de una segunda lengua en el mundo globalizado en el que vivimos se convertirá, a mediano o largo plazo, en un requisito obligatorio para que se pueda acceder a empleos calificados. Por lo tanto, el reto que se tiene es grande; debemos preparar jóvenes que puedan enfrentar las exigencias del mundo globalizado, de lo contrario, no estarían siendo lo suficientemente competitivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *